Poema Poesía Revista

Disparates

Debería callar quien tiene

que callar. El agua balbucea

lo que nadie dice. Hablar

por hablar. Llueve de noche.

En la negra arboleda matutina

trinan dulcemente un centenar

de pájaros diversos: no dicen

nada. La hojarasca, entre tanto,

canturrea el sinsentido triste

de las hojas muertas. Y en el viento

se confunden los sonidos

y el aroma de todo lo que existe

bajo el sol y persiste a la luz

de las lunas mortecinas.

Fulgores desolados de la noche

oscura. La de la huida.

La del salir puertas afuera

Y a escondidas en busca

del amado. Callan las calles

de las tinieblas. Calla el silencio

del que espera. Orar, pedir, clamar

es tan inútil como inútil es

echarse a andar montaña arriba

buscando el precipicio y el cañón

del eco. Pero hay entre nosotros

quienes no pueden no ascender

ni sostener las riendas de la voz

que se desboca y ladra

en el torpe disparate: en la llamada.

 


Santiago Daydí-Tolson (Chile, 1943), ha vivido en los Estados Unidos desde la década de los sesenta. Recibió en 1973 el Doctorado en Filosofía y Letras por la Universidad de Kansas y actualmente, después de enseñar en las universidades de Fordham, Virginia y Wisconsin-Milwaukee —de la que es profesor emérito—, es catedrático de literaturas hispánicas en la Universidad de Texas en San Antonio. Ha publicado en su campo de especialización, pero a pesar de haber escrito poesía desde que tiene memoria ha publicado poco o casi nada de su obra lírica. La lira de la ira, próximo a aparecer publicado por Bilingual Press, recoge una selección de poemas en español e inglés de varios volúmenes inéditos.

Twitter: @SDTolson

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: