Poema

La puerta está abierta

Fotografía de Alejandro Cegarra


Tres poemas de Leidy Vivas

(Venezuela, 1998)


 

La realidad me toma por sorpresa

 

La realidad me toma por sorpresa y

no duda en quebrar mis débiles huesos

súbita muerte me provoca

el blanco esqueleto rápido se resquebraja

como la madera siendo tallada

hábilmente por un carpintero.

 

La realidad me toma por sorpresa y

no duda en quebrar mis pálidos huesos

ausente, distante siempre me encuentro

alojada como en un refugio, en mi mente

como si el mundo acaso acechara

temerosa quizá también de la gente.

 

¡La realidad me toma por sorpresa –vaya que sí–

y la desdichada no duda, ni siquiera un segundo,

en quebrar mis frágiles y níveos huesos!

Y les confieso que yo ya he muerto mil veces

aunque a veces me vean caminando por las calles

danzarina, revoloteando como un ave en su nido.

 


La gente va mirando qué

 

La gente camina con la cabeza abajo mirando el pavimento,

camina apresurada mirando el reloj en su muñeca que suena tic-tac marcando la hora de su destino,

la gente camina con un rumbo pero en realidad está perdida.

 

¿La gente va mirando qué cuando camina?,

la gente mira todo y a la vez nada,

solo mira lo trivial de la vida:

un bus que pasa,

un carro echando humo…,

la gente no mira una flor que recién ha retoñado

ni la hoja que cae de un árbol

ni un niño que ríe

ni un pájaro que canta.

 

¿La gente va mirando qué cuando camina?,

la gente no mira nada,

la gente está perdida.

 


Fantasmas

 

Hay personas que me marcaron,

aunque se hayan ido.

Hay personas que recuerdo,

aunque las haya dejado.

 

Porque a veces lo mejor es dejar ir y marcharse,

pero aunque nos vayamos

seguimos recordando,

¡ah!, cuán anhelado es el olvido.

 

Hay fantasmas de personas,

recuerdos de fantasmas,

de personas que ahora no están,

que son escombros en la memoria.

 

Hay fantasmas de personas vivas,

hay fantasmas que a veces me visitan;

no me aterran ni me invaden y les digo:

la puerta está abierta, pasen.


Leidy Vivas (Venezuela, 1998).

Aspirante a estudiante de psicología. Mi pasión son las neurociencias pero también soy entusiasta de la palabra y cuando logro tener momentos de inspiración, escribo algún poema, y si tengo suerte, es uno bueno.

Leave a Reply

%d bloggers like this: